sábado, 21 de junio de 2014

Avilés, Soportales


Soportales, símbolo de Avilés

4 kilométricos de artísticos soportales de Avilés

En Avilés, los soportales son un referente emblemático, una suerte arquitectónica singular que cose casas en calles y plazas.

El origen del soportal en la ciudad se pierde en la memoria. Los más antiguos, los anteriores al siglo XIX, son los que pertenecen a las calles Galiana, Rivero, Plaza de España, la Ferrería, Bances Candamo y Carbayedo. No obstante, posiblemente haya algunos, como parte de los de la calle Bances Candamo, que sean incluso anteriores al siglo XVII, siglo en el que Avilés se expandió fuera de la muralla y se abrieron las calles de Galiana y Rivero. 

El casco histórico de Avilés fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1955 destacando el conjunto de edificios con sus soportales constituido por una amalgama de estilos desde el románico al modernista pasado por el gótico y el barroco.

Del conjunto de calles situado alrededor del ayuntamiento y del barrio marinero de Sabugo, cabe destacar la calle Galiana, la calle Bances Candamo, la calle Rivero, la calle Ferrería, La Plaza de España en el centro del casco histórico, presidida por el ayuntamiento y la calle San Francisco con sus edificios modernistas .
 
Soportales Casco Antiguo de Avilés


Soportales Casco Antiguo de Avilés


Soportales Casco Antiguo de Avilés

Soportales Casco Antiguo de Avilés

Soportales Casco Antiguo de Avilés

Soportales Casco Antiguo de Avilés


Soportales Casco Antiguo de Avilés


Soportales Casco Antiguo de Avilés



Soportales Casco Antiguo de Avilés


Soportales Casco Antiguo de Avilés
 
Soportales Casco Antiguo de Avilés

Soportales Casco Antiguo de Avilés

Soportales Casco Antiguo de Avilés

  Soportales Casco Antiguo de Avilés

Soportales de Avilés 4 kilómetros bajo palio

Los soportales, que son el símbolo de Avilés, siguen vigentes en las edificaciones actuales y marcan una continuidad arquitectónica. 

Avilés tiene soportales como para disponer a lo largo de la playa de Salinas en trayecto de ida y vuelta. Nada menos que cuatro kilómetros de soportales 3,3 kilometros contabilizados en el centro definen este elemento arquitectónico como el símbolo indiscutible de la ciudad. Se trata de un pórtico a manera de claustro que tienen las casas en las fachadas, y que constituye una auténtica calle bajo palio, resguardada de las inclemencias meteorológicas. Muchas otras villas del Norte utilizaron también este recurso, pero la virtud de Avilés es la de haber conservado gran parte de ellos y seguir empleándolos en la arquitectura de nueva planta.
La diversidad de soportales que pueden contemplarse en las calles avilesinas es muy amplia, aunque se pueden distinguir dos tipos fundamentales: el que emplea columnas o pilares que soportan directamente el piso superior del edificio, y el que utiliza arcos paralelos a la fachada. En ambos casos la cubierta es de techumbre plana, sin bóveda. A partir de ahí, la variedad es enorme: columnas con y sin capitel, con basa o sin ella, pilares de distintos materiales y múltiples dimensiones, apoyados o no en un muro.

    SOPORTALES DE LA CALLE GALIANA

La calle Galiana es, precisamente, el reino del soportal por excelencia, con una columnata de 252 metros. Un soportal que llega desde el mismo empalme con la calle San Francisco hasta la confluencia con Cervantes y continúa aún después, ya en la avenida de Portugal.
 
 La calle Galiana,  252 metros de soportales





La calle Galiana,  252 metros de soportales


La calle Galiana,  252 metros de soportales

La calle Galiana,  252 metros de soportales


La calle Galiana,  252 metros de soportales


La calle Galiana,  252 metros de soportales


La calle Galiana,  252 metros de soportales


La calle Galiana,  252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales


La calle Galiana, 252  metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales
La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales


La calle Galiana, 252 metros de soportales

La calle Galiana, 252 metros de soportales
 La calle Galiana, 252 metros de soportales


La calle Galiana, 252 metros de soportales


 La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales
La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales

La calle Galiana, 252 metros de soportales



 La calle Galiana, 252 metros de soportales


La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales

 La calle Galiana, 252 metros de soportales


 La calle Galiana, 252 metros de soportales

La calle Galiana, 252 metros de soportales

                                           La calle Galiana, 252 metros de soportales

SOPORTALES DE CALLE LA FERRERÍA

La Ferrería es una avenida recta que traspasaba de parte a parte la ciudadela medieval (La Villa). Sembrada de soportales, que cambian de lado en el cruce con la calle del Sol, su nombre parece que responde a la actividad artesanal que en ella se desarrollaba: los «ferreros» (herreros). Como en otras de Avilés, los soportales servían como protección a los artesanos de la lluvia o del sol, mientras faenaban aprovechando la luz diurna. Fue en su tiempo la calle comercial de La Villa.























Soportales de La calle la Ferrería

 Soportales de La calle la Ferrería


Soportales de La calle la Ferrería

Soportales de La calle la Ferrería



























Soportales de La calle la Ferrería


Soportales de La calle la Ferrería

Soportales de La calle la Ferrería

Soportales de La calle la Ferrería

Soportales de La calle la Ferrería


Soportales de La calle la Ferrería
 

  Soportales de La calle la Ferrería

Soportales de La calle la Ferrería

Soportales de La calle la Ferrería

SOPORTALES DE LA CALLE RIVERO

Estamos en la calle Rivero de Aviles, en Asturias, en el casco antiguo, lugar bello y bien cuidado.

Los soportales, con ese aire retro, dan un ambiente especial a la zona, esos suelos empedrados, coloridos, se ven realzados con los brillos propios de la lluvia.


Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero


Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero

Soportales de la calle Rivero




Soportalesde la calle Rivero


Soportales de la calle Rivero



SOPORTALES EN LA PLAZA DE ESPAÑA


Soportales de La Plaza de España




Soportal del Ayuntamiento en la plaza España


Soportales del Ayuntamiento en la plaza España

Soportales de la plaza España

soportal del Ayuntamiento en la plaza España

soportal del Ayuntamiento en la plaza España

soportal del Ayuntamiento en la plaza España



















soportal de la plaza España

soportal de la plaza España

SOPORTALES en la calle SAN FRANCISCO

Los soportales de la calle San Francisco son de siglo XIX cuyos edificios de arquitectura modernista frente a la iglesia de San Nicolás de Bari y la fuente de los caños de San Franciaso son un magnífico muestrario arquitectónico- donde algunas de las columnas, de los soportales son de una notable singularidad, como los que imitan la garra de un ave rapaz.



Soportales en la calle San Franciso


Soportales en la calle San Franciso

soportales de la calle San Franciasco



 soportales de la calle San Franciasco 


soportales de la calle San Franciasco 


soportales de la calle San Franciasco


soportales de la calle San Franciasco

SOPORTALES en la PLAZA ACEBAL

Sportales en la plaza Acebal


SOPORTALES en la PLAZA CARBAYEDO



soportales en la plaza Carbayedo


soportales en la plaza Carbayedo



soportalesen plaza Carbayedo

LOS SOPORTALES DE LA PLAZA HERMANOS ORBÓN



Del siglo XIX sonlos soportales de la plaza del mercado (plaza Hermanos Orbón) característicos de la arquitectura del hierro peculiares por su ligereza y elevación.


Soportales de la plaza Hermanos Orbón

Soportales de la plaza Hermanos Orbón

Soportales de la plaza Hermanos Orbón

Soportales de la plaza Hermanos Orbón

Soportales de la plaza Hermanos Orbón

Soportales de la plaza Hermanos Orbón



SOPORTALES EN ELBARRIO MARINERO DE SABUGO


calles: Bances Candamo, Estación, Plaza el Carbayo..... 

En el barrio de de pescadores de Sabugo se alza la Iglesia Vieja de Sabugo de origen románico y de finalización gotica, la iglesia se situa en la plaza del Carbayo desde donde parten calles típicas marineras como la de Bances Candamo o la calle de la Estación, Algunos soportales situados en la calle Bances Candamo, puede que sean incluso anteriores al siglo XVII.



soportales en la Plaza el Carbayo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo

Soportales en el barrio de Sabugo Bances Candamo


Soportal en la calle Estación


Soportal Calle Estación




SOPORTALES EN LA ESQUINA DE LA PLAZA PEDRO MENÉNDEZ



Los soportales de la esquina de la plaza Pedro Menéndez y La Muralla (conocida como la del antiguo Café Colón) y que remite directamente al barrio viejo de la ciudad norteamericana de Nueva Orleans o a la plaza de Armas de Iquitos, en Perú.



SOPORTALES EN PLAZA CARLOS LOBO

En la plaza de Carlos Lobo se levanta la Iglesia de los Padres Franciscanos, el edificio más antiguo del románico de Avilés (finales del S. XII) que conserva su portada románica en su fachada oeste. Adosada a la cara norte de la iglesia se encuentra la Capilla funeraria de los Alas, del S. XIV. 

Sin lugar a dudas, la estampa más típica de Avilés, son sus calles engalanadas de soportales, que protegen al viajero de las inclemencias del tiempo.

La diversidad de soportales que pueden contemplarse en las calles avilesinas es muy amplia, aunque se pueden distinguir dos tipos fundamentales: el que emplea columnas o pilares que soportan directamente el piso superior del edificio, y el que utiliza arcos paralelos a la fachada. En ambos casos la cubierta es de techumbre plana, sin bóveda. A partir de ahí, la variedad es enorme: columnas con y sin capitel, con basa o sin ella, pilares de distintos materiales y múltiples dimensiones, apoyados o no en un muro

El origen del soportal en la ciudad se pierde en la memoria. Los más antiguos, los anteriores al siglo XIX, son los que pertenecen a las calles Galiana, Rivero, Plaza de España, la Ferrería, Bances Candamo y Carbayedo. No obstante, dice Alberto del Río que posiblemente haya algunos, como parte de los de la calle Bances Candamo, que sean incluso anteriores al siglo XVII, siglo en el que Avilés se expandió fuera de la muralla y se abrieron las calles de Galiana y Rivero.

Galiana es, precisamente, el reino del soportal por excelencia, con una columnata de 252 metros. Un soportal que llega desde el mismo empate con San Francisco hasta la confluencia con Cervantes y continúa aún después, ya en la avenida de Portugal. Y que, como dice Alberto del Río, ha atrapado a todos los cineastas que grabaron en Avilés, desde Gonzalo Suárez o José Luis Garci hasta llegar al último ejemplo, el de Woody Allen.


Del siglo XIX son los soportales de la plaza de los Hermanos Orbón, característicos por su ligereza y elevación. También a ese siglo pertenecen los de San Francisco -que ofrece un muestrario de arquitectura modernista- , la plaza de Álvarez Acebal y la esquina de la plaza Pedro Menéndez y La Muralla, conocida como la del Colón, y que remite al estilo de Nueva Orleans.


Soportales en la plaza Carlos Lobo




Finalmente, ya en el siglo XX se construyeron nada menos que 612 metros de soportales en la manzana rodeada por la avenida San Agustín, Fuero de Avilés y Fernando Morán. Otros son los de la plaza de la Guitarra y los de El Atrio. «Hay lugares por los que transitas habitualmente y no te das cuenta de que son soportales. Hoy los constructores siguen manteniendo en Avilés la filosofía del soportal. Los soportales no sólo se construyen de nueva factura, sino que también se recuperan las piezas antiguas en los casos de rehabilitación, como sucedió recientemente en la calle Rivero. 

El soportal permitió, en una época en la que no había luz eléctrica, aprovechar al máximo la luz del exterior. Bajo sus techos se cobijaban los artesanos y vendedores, que podían de este modo hacer caso omiso de la lluvia. calles como la de Galiana estaban exclusivamente bajo soportal: el resto, lo que hoy se conoce como calle, era simplemente el lugar de paso para el ganado. La doble pavimentación que existe bajo los soportales, de losas y cantos rodados, se ideó para permitir que los caballos pasaran sobre estos últimos. Hoy los soportales son espejo obligado de la memoria histórica de Avilés.




No hay comentarios:

Publicar un comentario