martes, 16 de diciembre de 2014

Avilés evolución en el siglo XX

Avilés, un paseo por el pasado reciente






El Ambulatorio, el primer gran centro local de la Seguridad Social

Llano Ponte, que nació con la primera modernidad industrial de Avilés –la de mediados el siglo XIX– fue capital en la segunda, aquella del ‘boom ENSIDESA’. Por la calle circularon cientos de miles de camiones, que entraban y salían del puente de San Sebastián, con material para la construcción de la siderúrgica.

A partir de entonces, su función de circunvalación se vio ampliada, convirtiéndose el tráfico, endemoniado, en su mayor cruz. Su cara, fue ser protagonista del Seguro y la seguridad.

Porque aquí estaba el Ambulatorio, el primer gran centro local de la Seguridad Social, que atendía a miles de personas. 

En diciembre de 2004, demolieron el ambulatorio central (más conocido como ‘el Seguro’) de Avilés


Ambulatorio de la calle Llano Ponte 


Cines de Avilés, evolución en el tiempo

Tras perder su último cine con el cierre del Marta el 1 de septiembre de 2013 Avilés se quedará sin cines comerciales en su término municipal. La única manera de disfrutar de una película será acudir a la Casa Municipal de Cultura y el Centro Cultural Internacional Niemeyer.

Palacio de Llano Ponte o de García Pumarino

Edificado entre 1700 y 1706 por encargo de un indiano vuelto rico del Perú: Rodrigo García Pumarino. El arquitecto barroco Francisco Menéndez Camina, "el Mozo", fue el autor de la obra. Se conoce también como palacio de Llano Ponte, porque tras la muerte del indiano la casa pasó a manos de esta familia. De la obra original solo queda la fachada, ya que su interior ha sufrido una gran transformación desde que se destinó a sala cinematográfica

El último cine urbano de Avilés, el ‘Marta’ (conocido como ‘Marta y María’, como la novela de Palacio Valdés). El último de los cines tradicionales en Avilés en pasa a mejor vida. Antes ya habían apagado sus focos el ‘Canciller’ (reconvertido en parroquia), los ‘Chaplin’ (un solar dedicado a pisos, algunos en régimen de protección) o el ‘Almirante’ (todavía esperando que alguien se acuerde de este local). 


La plaza de La Merced, milagroso jardín cinematográfico

Observen la histórica aproximación –o cerco, según se mire o quien lo mire– de las grandes salas cinematográficas a la iglesia de la plaza. Porque este lugar, y proximidades, fue un jardín sembrado de creencias espirituales e ilusiones materiales. A mitad de siglo XX, existía en La Merced, la mayor concentración de cines, por metro cuadrado, conocida, incluido probablemente el dichoso Broadway de Nueva York.

El cine, invento que había llegado a la Villa en 1886, pero fue en 1905, cuando comenzó a proyectarse de forma más o menos regular, a dos pasos de la plaza de La Merced (calle Cuba) en el ‘Teatro-Circo Somines’ (1877-1937).

En 1909, con una de sus fachadas a la plaza de La Merced, abre sus puertas el pabellón ‘Iris’ que, aparte de varietés, ofrecerá cine hasta 1959

Después del ‘Iris’ brotó, a un costado de la iglesia, el cine ‘Florida’ (1941-1983). Local, que a su cierre se dedicó a otros usos como discoteca, café e, incluso lugar de ‘alterne’, con señoritas de honra distraída. Fue demolido en 2006.

Dos pasos más atrás y en la esquina de las calles La Cámara y José Cueto, se situó el ‘Clarín’ (1949-1974), cine de sonados estrenos, de mucho postín con porteros de abrigo, charreteras y gorra de plato.

Finalmente surgió el ‘Almirante’ (1973-2002), a unos metros de la plaza de La Merced, en la calle de Marcos del Torniello, uno de los mayores salones de cine de Asturias, aunque con el tiempo fue reformado y redistribuido su espacio en cuatro minisalas.

En fin, que los cines de la plaza de La Merced habrán deducido, allá en la gloria, que con la iglesia (Nueva de Sabugo) se toparon. Y que lo suyo no fue nada, si se compara con lo del cine ‘Canciller’, en Versalles (Avilés), que cerró en 1986, y en un pispás, el local se convirtió (en todos los sentidos) en parroquia del barrio.

Y esto son realidades históricas. Nada de películas ni cuentos chinos.


cine clarín Avilés años 1949 -1974



Sala de proyección del desaparecido Cine Clarín, de Avilés


El Cine Clarín estaba en el solar sobre el que se construyó el edificio de la esquina entre las calles de La Cámara y de José Cueto cuyos bajos ocupa actualmente el Banco Herrero.


La fachada del Cine Ráfaga de El Pozón en sus primeros tiempos, cuando todavía era de película única, y no de "gran programa doble", como sería más adelante. El Cine Ráfaga abrió sus puertas en noviembre de 1957.

Poblado de Llaranes

La obra social más difundida de Ensidesa fue su primer grupo de poblados. Suele conocerse como Llaranes, aunque en realidad es un conjunto que abarca Llaranes, La Marzaniella, Trasona, y los enclaves de Las Estrellas y La Rocica en Villalegre.
Todo este conjunto se construyó al amparo del Decreto de 19 de Octubre de 1951, entre 1953 y 1959, aunque en su mayor parte ya estaba realizado en 1957
El poblado de Llaranes fue una referencia para la empresa y como cualquier otra iniciativa solcial de la época, un elemento que debia contribuir a la retención de la fuerza laboral, dentro de un esquema paternalista. Llaranes gozaba no obstante de elementos destacados urbanisticos, arquitectónicos y hasta artísticos. En principio se alojaron en él 2.160 familias.La responsabilidad del proyecto recayó en el Subdirector de obras civiles de Ensidesa, Amalio Hidalgo, y los arquitectos fueron Juan Manuel Cardenas Rodrguez León y Francisco Goicoechea Agustí.
En todo el proyecto estuvo presente la idea de la "Ciudad Jardín" que tanto influenció a los arquitectos de la época, siendo destacada la influencia de Secundino Zuazo, en la obra de Cardenas y Goicoechea. El diseño del conjunto toma elementos de la arquitectura de Regiones Devastadas y de otras influencias ( ej: vascas) dado el origen de los dos arquitectos.
Las viviendas se clasificaron en A o "pantallas" tipo "C" y "D" siendo estas las más abundantes. Las tipo "H" más escasas, quedaban reservadas a los capataces. Hubo también los tipos "E" y "G" si bien fueron muy escasos.
Como elementos destacados del poblado están también la Plaza Mayor, la Iglesia, el parque infantil con sus originales adornos y bolardos que aún perduran y el famoso Colegio de Niñas, el elemento arquitectónico más valioso de todo el conjunto.


Vista aérea del polígono de viviendas de Llaranes en 1968


ensidesa iglesia llaranes.1959



 Llaranes  bloque bajo 8 viviendas


 Llaranes  bloques de capataces



 Llaranes bloque bajo 8 viviendas ,con bajos de ensidesa



BLOQUE FRENTE A LA ESTACIÓN DE LA ROCICA 2- 8 VIVIENDAS


 BLOQUE FRENTE A LA ESTACIÓN DE LA ROCICA 2- 8 VIVIENDAS


Llaranes calle rio NARCEA EDIFICIO



Puerto de Avilés

Desde el siglo XII la villa de Avilés se convirtió en el principal puerto de la región y en la segunda ciudad más importante de Asturias, después de Oviedo. Esta importancia se acrecienta aun más cuando Fernando IV, en 1309, concedió a Avilés por alfoz los territorios de Gozón, Carreño, Corvera, Illas y Castrillón.
La Villa y el Ensanche

La zona más antigua de Avilés -La Villa- se encuentra en una ligera elevación junto a las marismas que se generaban en los márgenes de la ría, lo que permitía su protección frente a la subida de la marea.

Puerto de Avilés en los años setenta 



             
Puerto de Avilés, en 1970


              

Puerto de Avilés, en 1980

Residencia de Ingenieros de ENSIDESA

Fue parte del "patrimonio industrial" Hoy ya derribada sorprendente lo que demuestra que no se ha tenido en cuenta para su protección de una parte clave de este patrimonio y que tampoco ha sido recogido dentro del catálogo de edificios de la villa. Me refiero a la residencia y conjunto de "los ingenieros" en la que se integra, construcción meritoria que surgió con la creación de ENSIDESA.

Perder unos edificios como estos es perder algo "único", y destruir un patrimonio de gran valor. En este caso, un conjunto de edificios de los años cincuenta únicos en el país
Dicen que "los pueblos que no velan por su pasado descuidan su futuro". Lástima que los responsables municipales hayan caído en la avaricia o en la ceguera política del momento y no tuvieran la inteligencia y magnanimidad suficientes para salvar estos edificios, pudiendo dedicarlos a usos que beneficien a todos los avilesinos.


"Residencia de Ingenieros" Vista del conjunto



                    

Acceso al actual Hotel Avilés, antes residencia de ingenieros

                     

Club de ingenieros", integrado en el mismo complejo, hoy "Sidrería La Quintana"


Hospital de ENSIDESA (hospitalillo)


Ubicado en el exterior del barrio de Llaranes, se trata de un complejo sanitario que dotó, en un principio, de seguridad sanitaria a los trabajadores de ENSIDESA, y que aún hoy sigue haciéndolo; solo a los trabajadores, ya que el resto de la población era atendida en pequeños ambulatorios distribuidos por los barrios.Es un edificio de ladrillo, que alterna espacios cerrados con algunos ventanales amplios, con un total de dos pisos.

Durante el paso de los años ha mantenido sus funciones de hospital destinado al conjunto obrero en caso de accidentes laborales. Es conocido popularmente como “el hospitalillo”.



 Hospital de ENSIDESA (hospitalillo)


                                   
entrada Hospital de ENSIDESA (hospitalillo)



sala de espera Hospital de ENSIDESA (hospitalillo)


sala de espera Hospital de ENSIDESA (hospitalillo)



                                            Hospital de ENSIDESA (hospitalillo)


Playa de Salinas (Evolución en los años)

En asuntos playeros, es Castrillón quien tiene el protagonismo en la cosa comarcal avilesina. Y en su costa deslumbra Salinas, que parece un reportaje del National Geographic, sembrada de paseos, chalés, gauzones, anclas, surfistas y dunas.

Salinas está en el centro de un aspa que va de La Peñona al Peñón de Raíces. Y de ‘Las Conchas’ (restaurante) a San Martín de los Pimientos.
Tantas veces mostrada fotográficamente desde el aire que es desde donde mejor se aprecia su magnitud en la zona marítima asturiana Salinas es como una enorme un vector, que se va afilando hacia el oeste hasta irse al Cuerno (playa) para terminar esfumándose por un túnel que la une con Arnao.






Playa de Salinas Salinas sin los Gauzones años 60

Foto de la playa de Salinas en el recuerdo. Preciosa vista de la playa de salinas y el pueblo sin la edificación masiva a pie de costa.




Salinas, desde Pulide y al fondo la boca de la Ria Puede apreciarse (en verde) la draga D'Artagnan, una de las mayores del mundo realizado su trabajo 





Balneario municipal de Salinas, Castrillón 
El antiguo Balneario de Salinas, que estaba situado entre el restaurante y la Peñona, el cual hubo de ser demolido en los años 90 pues amenazaba derrumbe.
En este edificio había un bar, duchas, vestuario y taquillas en las que las personas que iban a la playa podían dejar sus cosas.




Salinas Peninsula de La Peñona 

La pequeña península de La Peñona, situada en medio de las playas de Salinas y El Cuerno, en Castrillon,  España. La foto está tomada desde la playa de Salinas


 Salinas La terraza Ewan




Salinas y la playa de Salinas, en la comarca de Avilés Castrillón, Asturias, España. 
La foto fue tomada en Pinos Altos, en la cumbre de la montaña entre Salinas y Arnao



















1 comentario:

  1. Debería poner usted el nombre y la publicación de donde ha sacado bastantes textos.
    He reconocidos algunos de ellos. Y copiar sin citar fuentes no es ni legal ni ético.

    ResponderEliminar